Follow @PlasticCrowds
Dislocated Concert
 
fra
esp
gal
BLOG
CRITIC
OWN PROJECTS
SUGGESTIONS
THE COLLECTIVE
CONCIERTO DISLOCADO

1 de octubre de 2013

La realización del Concierto Dislocado el pasado 20 de septiembre nos permitió extraer una serie de conclusiones fruto del hacer y el desarrollo de los acontecimientos. Bien es cierto que se trata de un proyecto experimental, por lo que lo normal en estos casos es que los planteamientos iniciales, así como las búsquedas o hipótesis puedan verse sometidas a cambios sustanciales en su encuentro con la realidad del medio. Lo experimentado durante la realización de este proyecto no se escapó a estas condiciones generales.

Sin embargo, lejos de suponer un agravio, estos condicionantes y cambios encontrados durante el devenir de los acontecimientos supusieron una rica experiencia que, sin duda, permitieron engrandecer la carga conceptual del proyecto así como la calidad de los resultados esperados.

Las premisas sobre las que se asienta el punto de partida de este proyecto buscaban la posibilidad de enmascarar las latencias que se producen en el intercambio de datos entre distintos puntos para poder generar una pieza conjunta fruto de la suma de tres partes autónomas. Esta pieza sonaría de forma simultánea al calcular dichas latencias y ajustar los distintos desfases gracias al almacenamiento previo en un buffer.  Este cálculo resultó imposible dado que las latencias no son estables y varían constantemente a lo largo de la emisión., proporcionando mediciones que variaban desde los siete segundos a los dos minutos. En un primer momento se pensó que era una cuestión de la red, por lo que se procedió al cambio de ubicaciones para proporcionar a todos los espacios emisores una velocidad mínima de 100M de bajada y 5 de subida, siempre empleando conexiones con fibra óptica. Este nuevo cambio de ubicación no mejoró las mediciones por lo que en ese momento se fue consciente de la imposibilidad de alcanzar la hipótesis inicial.

Este hecho permitió una reflexión profunda sobre lo ocurrido entre los miembros del equipo. El error inicial consistió en entender internet como canal y no como medio. Esa “autopista de la información” a la que se hacía referencia años ha se entiende habitualmente como un proceso de intercambio de datos en el que no hay distancias sin ir más allá en sus posibilidades. El hecho es que, lejos de limitarse a transmitir información, internet realiza una función de mediadora en dicho intercambio.

Entendemos, por tanto, la internet como un medio autónomo, un medio que es capaz de modificar, crear e imprimir su esencia en aquello que transcurre por sus redes.

De la misma forma que en otros ámbitos de la creación artística nadie se plantea enmascarar el material o el medio para que parezca otra cosa, pues se entiende que existe autonomía suficiente y que de enmascararlo estaríamos ante una mentira, fuimos conscientes de que siguiendo en la línea del enmascaramiento en el que estamos enfrascados nunca conseguiríamos realizar una producción medianamente interesante. Por otro lado, en el acto creativo uno ha de ser plenamente consciente de las cualidades del material con el que está trabajando en cada momento, pues solo así conseguirá extraer el máximo del mismo.

Con el Concierto dislocado conseguimos poner de manifiesto el medio creativo que es internet mediante el empleo de las piezas escogidas debido a que estaban compuestas al modo tradicional.  Obras pensadas para un medio limitado como es el de la música de cámara fueron expuestas en un medio abierto y ajeno como es internet. Con esto lo que se consiguió es profundizar en la brecha antes descrita y sacar a la luz la verdadera esencia del medio autónomo.

El hecho de estar ante un medio con autonomía nos permite abrir un campo de investigación artística para profundizar en las posibilidades que este ofrece, olvidadas y maquilladas en muchos casos hasta el momento.

Las obras escogidas se interpretaron como estaba prevista en un primer momento, es decir, “dislocadas” pero de forma simultánea. Esto fue posible gracias a la grabación previa del director en los estudios de la televisión de la Universidade de Vigo siguiendo la partitura y los patrones musicales cuyo audio fue tomado en los ensayos del día 7 de septiembre, en los que participaron las tres secciones de músicos que participaban en el proyecto sin dislocar. Posteriormente se editó este vídeo para incluir la información adicional que impidiese a los músicos perderse. Junto a las indicaciones del director, se dispuso el número de compas exacto en el que se encontraban, las letras que figuran en la partitura y el tiempo transcurrido.

Este vídeo permitió conseguir la exactitud en la emisión, es decir, que las tres secciones tuviesen un origen simultáneo.

El acto creativo del medio se produce en este momento, en el tránsito de la información desde el punto A de recepción al punto B de emisión, lugar en donde los técnicos realizaban el empaste de la pieza.

En este intervalo la pieza emitida es deformada por internet siguiendo un principio de aleatoriedad, algo que se pone de manifiesto para cualquier oído en los ritmos obstinados.

Internet actúa en este caso como un agente activo en la creación musical, se postula ante el espectador como un intérprete de la obra emitida. Una acción creativa impredecible, irrepetible y variable que aporta nuevas vías de investigación en el campo de la creación musical.

La obra realizada por los diferentes compositores que fueron partícipes de este experimento no solo sufrió las variaciones habituales fruto de la interpretación con respecto a la idea inicial, a esto hubo que añadirle la acción creativa realizada en este  por internet, postulándose así como un nuevo intérprete.

Se nos presenta el viejo debate en torno al lugar de residencia de la autoría de la obra, disputada entre el compositor, el intérprete o el medio en el que se emite.

Por otro lado se nos presenta una cuestión que aparece siempre que se avanza en las posibilidades de un nuevo medio artístico. Este es el de la superación de las recetas y planteamientos ajenos al medio, proveniente de otros afines o tradicionales. Algo que no solo permite otorgar autonomía, sino que también otorga amplitud de miras para avanzar y postular nuevos planteamientos.

El concepto de aleatoriedad en el arte y en el acto creativo ha sido una constante fuente de inspiración, tomando su punto álgido en las vanguardias y explorada tomando los principios de la literatura fantástica de Raymond Russell. Aquí se nos presenta un nuevo medio con un fuerte componente de aleatoriedad al que sacarle partido. Se abre una vía de investigación en la que ya no tiene sentido el enmascaramiento o la mentira, con reflexiones autorreferenciales que permitan profundizar en las cualidades que nos ofrece este medio para la creación artística.

www.dislocatedconcert.com

logo
use arrows or scroll-wheel